jueves, 27 de julio de 2017

AMOR DE SIEMPRE... DUETO IRIS PONCE/DIANA PORTILLO


AMOR DE SIEMPRE...

Cuando miro su retrato, siempre se escapa un suspiro,
porque fue mi amor primero, aunque un amor clandestino, 
y aunque han pasado los años, sonrío cuando lo miro, 
porque hubiese sido hermoso un amor correspondido.

Un amor correspondido, amiga siempre soñé, 
ese que de alboradas llenara todo mi ser, 
que partiera mi labio con su beso… me descubriera mujer, 
y ser su espacio infinito, mil veces presa de él.

Las canas cubren mis sienes y hoy suspiro al revivirlo,
lo mío fue amor de siempre, aunque me duela decirlo, 
tal vez ya no piense en mí, ni recordará que existo, 
pero él en mi vivirá, no me da pena escribirlo.

No, nos de pena escribirlo ni recordar lo vivido… 
ese es un amor de siempre, que llevamos muy adentro.
no es de necias recordar, ni extendernos en el tiempo,
mas cuando el tiempo pasó y solo queda el recuerdo.



CONCURSO INTERNACIONAL A DOS VOCES,
AUTORAS:
IRIS PONCE – VENEZUELA
DIANA PORTILLO AZUL – EL SALVADOR.

CARTAS DEL RECUERDO/MIS CARTAS OLVIDADAS/DESPEDIDA... DUETO IRIS PONCE-JESÚS QUINTANA A.



CARTAS DEL RECUERDO…

Las cartas de mil recuerdos guardadas en el cajón
las saco de vez en cuando para avivar la ilusión,
de un amor de para siempre, de un amor que me olvido,
a pesar de haberme escrito, hermosas frases de amor.

Leyéndolas se me escapan lágrimas de desamor,
porque en ellas me decías que me amabas con pasión,
que era tu amor verdadero, de ayer, de hoy… de mañana,
pero solo fueron letras que me rompieron el alma.

Las lágrimas que escapaban cada vez que las leía,
fueron borrando tus letras y también mis alegrías,
pero al final las conservo, porque junto a mi dolor,
coloco una rosa hermosa, roja como el corazón.

Pero esta noche decido, olvidarme de ese amor,
que solo trajo tristezas, dolor y desilusión,
he jurado que ya nunca me atormentará el recuerdo
de un amor que no vivimos, y que no fue amor eterno.
           
Una a una irán al cesto, al rincón de los olvidos,
donde se mueren los sueños, aquellos jamás cumplidos,
y despertaré mañana con la ilusión renovada,
ya no serás mi presente, ni mi futuro... ni nada.

Autora: Iris Ponce
Julio 15, 2017

Inspiración Visual No.107


MIS CARTAS OLVIDADAS.

Esas cartas que tú guardas muy lejos del corazón,
cartas que escribí una noche casi muerto de dolor
fueron poemas que trataban solo de lograr tu amor
por favor no nos confundas, las olvidaste en el cajón.


Si al leerlas tú has llorado sabes que lo siento amor,
pero no porque me amaras como dices con pasión,
tu lloras al darte cuenta que fue una mala elección,
cambiaste amor por dinero de ahí viene tu dolor.


Hoy ha tratado señora de mostrarme aquellas cartas,
sus lágrimas han borrado letras, penas y alegrías
pero al ver que las conservas aún atadas con un lazo
recordé que me dijiste vete que me tienes harta.


Has decidido esta noche olvidarte de mi amor,
solo siento que mis cartas te hayan dado la razón
no te aferres a un recuerdo busca una nueva ilusión
que estoy quemando feliz las huellas de un desamor.


No me preocupa si al cesto van mis cartas olvidadas,
porque yo tú las quemara en la hoguera del olvido
hoy soy un hombre feliz que canta, baila y escribo,
y que hago nuevos poemas para mi alma adorada.


Jesús Quintana Aguilarte.


DESPEDIDA

Al leer ayer tu carta, se me nubló la razón,
al saber que disfrutabas, que eras feliz sin mi amor,
ese que por tanto tiempo alumbró mi corazón,
que te entregué por completo sin miedo, sin condición.

Es triste y cruel lo que escribes con malsana perversión,
porque mi amor fue sincero, sin medir la proporción,
que poco me conociste, me causas gran decepción,
al decir que te he cambiado por dinero… que dolor.

No recuerdo haberte dicho jamás alguna palabra,
que haya sonado a disgusto, a cansancio o a desgana,
si tu fuiste en mi vida, la alegría de las mañanas,
al despertar a tu lado, abrazados en la cama.

Si he decidido tirar al cesto tus viejas cartas,
ha sido porque he sentido que en verdad ya no hace falta,
seguir atada a un recuerdo, a un amor que se olvidó,
de mis besos, mis caricias, de mi risa… de mi amor.

Me alegra que seas feliz y que sigas escribiendo
yo por mi parte aprendí, a deshojar los recuerdos,
aquí se acaba la historia, la que una vez nos unió,
sin rencores, sin disgustos, sin despedidas ni adiós.

Autora: Iris Ponce
Julio 22, 2017
Respuesta al poema de Jesús Aguilarte “Mis cartas olvidadas”



DESPEDIDA, NADA DE ESO.

Porque piensas que disfruto el fin de la relación,

cuando todo ha sido broma, no quise causar dolor,

la amistad es roca firme sin malsana perversión
por eso estoy asombrado por todo este resquemor.


La crueldad no habita en mí, y nunca en mi corazón,

por eso estoy asombrado por tu odio y por tu saña

por este ataque a tu amigo, cruel y desproporcionado,
y aunque pareces molesta el odio no está en tus mañas.


Amiga al hablarte de dinero pensé que comprenderías,

que solo estaba intentando tirar suave de tu astucia

que la amistad que nos une, o el amor, ¡como tú quieras!,
te obligaría a lanzarme la mejor de tus poesías.


Y mira si el dolor es grande que yo terminé encestado,

y para colmo mis cartas que ayer tanto releías

junto con mis poemas las lanzaste aquí a mi lado
mientras tú y tus lectores de gozo se relamían.


Y claro que soy feliz porque aún te sigo queriendo,

y para que veas que aún te guardo en mi corazón

humildemente te pido me concedas el perdón
unamos fuerzas en un dueto que ya estoy escribiendo.



Jesús Quintana Aguilarte.

lunes, 30 de noviembre de 2015

NUESTRA NOCHE MÁGICA/ SE HABRÁ DE CUMPLIR- DUETO IRIS JESÚS


Nuestra noche mágica.

Porque no llegas te ciñes a mí, te extiendes,
tu cuerpo duro y hermoso a lo largo del mío
en calma, como el encuentro de dos ríos
confluyendo en un cauce que me enciende.


Esta danza misteriosa se me hace un laberinto
y cuando tu piel toca mi costado el alma grita
y se me enrosca en los muslos el fiero instinto
de que seas tú la fiera deliciosa que lo habita.


Llega a mí abrumadora, sonriente, sin titubeos,
que sea a las diez, o a las once, porqué la espera,
las horas que se pierden nunca más se recuperan
y no ves que tiembla ya mi piel, que te deseo.


Llena la noche está, de mágicas y aladas criaturas,
no me dejes dormir solo, triste, en un rincón oscuro,
bebe de la copa mágica donde residen mis conjuros
que esta noche cumpliré con todas tus locuras.


Todo mi pensamiento y mi alma, al tuyo le reclama,
todo mi sentir, mi ardor, mi fuego a tu sentir requiere
y cada noche, todas las noches espero que me espere,
tu amor desnudo y tibio junto a mí en la cama.

Jesús Quintana Aguilarte.



SE HABRÁ DE CUMPLIR

Esas mismas ganas que tienes de mi,
envuelven mis sueños soñándote a ti,
y siento tu cuerpo y tu respiración
tu dulce caricia que me abraza, amor…

La noche es testigo de ese gran misterio
que aunque estemos lejos, estamos sintiendo,
tu cuerpo y el mío, danzan a placer,
porque sé muy pronto, nos vamos a ver.

Tiemblas nuestras pieles y es por el deseo
de ya no estar solos en un frío lecho,
miles de conjuros en el firmamento,
pero es uno solo el que trae consuelo

Cumplirás mis ansias, todas mis locuras
yo te haré feliz, no más noche oscura,
a la hora que quieras, llegaré por ti,
ese tu deseo… se habrá de cumplir.


Esta noche mágica será como quieras
arderán las llamas, no será quimera
y noche tras noche, estaré en tu cama,

sembrando deseos, saciando tus ganas

Iris Ponce
Venezuela

sábado, 28 de noviembre de 2015

QUIERO ENCONTRARTE/BÚSCAME (DUETO JESÚS AGUILARTE-IRIS PONCE


QUIERO ENCONTRARTE

Ha llegado el invierno, sigue avanzando,
solapada  la luz del sol por las ventanas,
dibujando tristes sonrisas, y filigranas.
Diciembre, mes de amor, de cena y canto.

¿Quizás ya se han secado las espigas,
que tu cuerpo allanara en los pastizales?
¿oh quizás ya has olvidado las canciones
que a tu oído entoné en los naranjales?

¿Se mantiene, después de tantos meses,
sobre tu piel la huella de mi mano?
cuántos triunfos, amor, cuántos reveses,
tan cerca el alma, el cuerpo tan lejano.

Hoy me siento culpable. No de amarte,
sino de haberte amado con locura,
permitir que huyeras de mi a otra parte
y se perdiera nuestro amor por la llanura.

Quiero encontrarte donde duerme el viento,
entre las sedas suaves de un lecho tendido
rodearte con mis brazos y en aislamiento
hacerte el amor sin hacer mucho ruido.


Jesús Quintana Aguijarte
Cuba/EEUU

BÚSCAME…

Diciembre, con su alborozo y encanto,
llega, trayéndome recuerdos aún latentes
de un pasado reciente, vienes a mi mente,
y tu sonrisa lo envuelve todo…

Tu encanto, tu fuerza, tu voz,
cierro los ojos y estás allí como entonces,
dibujando en mi piel la esencia de tu amor,
con tus caricias que colman mi placer…
  
Cómo olvidar lo vivido, cómo borrarte
si vives en mi a cada instante?
si aún en la distancia eres parte de mi cuerpo,
eres carne de mi carne, eres anhelo y deseo?

No, no me he ido,  vivo en tu pensamiento,
y si el destino por instantes insiste en separarnos,
la fuerza del amor y el deseo nos reunirá de nuevo
para continuar con lo que dejamos atrás.

Búscame donde duerme el viento,
entre sedas suaves de un lecho tendido,
y en la soledad de un sol en ocaso…
ven y hazme el amor sin hacer mucho ruido.

Autora: Iris Ponce
Venezuela

PREGUNTAS/RESPUESTAS DUETO MARÍA RITA-IRIS PONCE


lunes, 13 de abril de 2015

MORIBUNDA... DUETO MARÍA ORETO SANCHÍS / IRIS PONCE

MORIBUNDA Aún mora la primavera en un pobre corazón que como vela se apaga, víctima de un gran dolor. Yo fui mies en la pradera, amapola de color que iluminaba los campos como rosa de pasión. Yo fui golondrina errante que volaba en libertad hasta que construyó un nido con la flor del azahar. De ese nido de esperanza brotó un verdadero hogar cuyas almas sonreían llenas de felicidad. Aún recuerdo el amor y la caricia divina que me regalaba él cada nuevo despertar. Aún recuerdo los brotes de aquel tronco singular, nacidos de mis entrañas en cada noche sabina. El reloj fue transitando, sin perdonarme un segundo, mientras mi cuerpo se ajaba y perdía su esplendor. En carrusel de amargura mudó el hermoso rubor que atesoraba mi rostro cuando gozaba del mundo. Hoy que mis ojos derraman las lágrimas de una vida pletórica de añoranzas que partieron con la brisa...; hoy que mi flaco fantasma no puede escuchar tu risa, recuerdo el amado antaño con mi familia querida. Y hoy, más muerta que viva, le pregunto al segundero cuya zarpa me arrancó los placeres que anhelaba: ¿Cómo pudiste robar el tronco que tanto amaba y mi esplendor saludable en un instante certero? Maria Oreto Martínez Sanchis
España 
SERÁS SÓLO MORIBUNDA

Me duele que estés sufriendo, que sientas tanto dolor,
pero debes de ser fuerte, recobrar tu condición,
no ha muerto la primavera, ni tampoco la pasión,
la vela no se ha apagado, ya no sufras por favor.

Ya no vivas de este encierro, echa tu mundo a volar,
como suave golondrina que escapa de su nidal,
busca nuevos horizontes y vientos de libertad,
no vivas de los recuerdos… busca la felicidad.

Recuerdos, sólo recuerdos te quedaron de esa vida,
de ese despertar hermoso que vivías día a día,
ahora debes enrumbarte, aunque estés agradecida
de esas noches de romance que se sienten detenidas.

El tiempo pasa inclemente, no perdona, sigue el rumbo,
y perdemos la frescura, la belleza en un segundo,
se pierde la lozanía y se diluye el rubor…
de ese tesoro que acaba, cuando termina el amor.

En tus ojos la añoranza y esas lágrimas vividas,
se irán como la hojarasca movida por suave brisa,
y una mañana cualquiera, verás como tu sonrisa,
vuelve a brindarte esa luz que tu rostro necesita.

Serás sólo moribunda, sino aceptas tu destino,
la suerte cambió de golpe causando un gran desatino,
ni tu ni yo somos quienes, para torcer hoy los hilos,
de un tiempo que ya se ha ido y quedará en el olvido.


Iris del V. Ponce P.
Venezuela

sábado, 17 de enero de 2015

YO TE PROPONGO UN VIAJE/ MI VIAJE... MI DESTINO (DUETO JESÚS/IRIS)



YO TE PROPONGO UN VIAJE


No quiero ni pensar y el alma se me esconde,
he malgastado el tiempo, las buenas ocasiones
a veces me da miedo hasta pronunciar tú nombre,
perdiendo en el intento mis mejores opciones.

Amiga que me lees, tranquila y entusiasta,
fui loco en juventud, pero ahora no tanto,
ayúdame borrando las penas, el sufrimiento,
de haber perdido en ti, lo que he amado tanto.

La voluntad es ágil, febril y entusiasta,
la fe es como un rio que corre en la llanura,
y sabes que te amo, y yo sé que no basta.

Yo se que tú me miras, como un fértil paisaje,
alazán al galope, de elegante montura,
pero estas indecisa para iniciar el viaje.



Jesús Quintana Aguilarte.

MI VIAJE… MI DESTINO
 
Te juro lo he pensado, tal vez ya tantas veces
y creía en lo incierto de nuestra relación,
también me era imposible acariciar tu nombre,
ni siquiera en mis sueños, pues no veía razón.
 
No creas lo que dices, hoy te leo intranquila
y más cuando confiesas lo que sientes por mí,
los años van pasando, ya no somos los mismos
y hay penas, sufrimientos, que nunca han morir.
 
Mi corazón palpita, mis ansias se hacen locas,
la fé no se ha perdido, no sé lo intentaré;
y al llegar el momento las horas se harán pocas.

He iniciaré ese viaje que cambiará mi vida
tú serás mi destino, no me arrepentiré,
espera mi llegada, sin ti estaré perdida.
 
 


Iris del V. Ponce